Wyscout es el ‘Gran Hermano’ que descubre el talento de los futbolistas a través del vídeo en Internet. La plataforma lleva hasta las últimas consecuencias la idea de que ‘sin vídeo, no hay fichaje’. Para ello, dispone de 380.000 perfiles de jugadores de 100 países en los que un director deportivo o un agente pueden conocer todos los datos del rendimiento de un jugador, con análisis exhaustivos, además de piezas de vídeo con acciones defensivas, en ataque, en juego aéreo… o partidos completos. El servicio no queda ahí: si hay interés en el jugador y éste tiene un representante acreditado, Wyscout posibilita efectuar un primer contacto.

Una de las claves del éxito del equipo que dirige Matteo Campodonico es la disrupción. En sus doce años de trabajo ha conseguido desplazar las herramientas tradicionales de ‘scouting’ para dar paso a un método más objetivo, que ahorra tiempo y dinero a las economías de clubes y agencias de representación. Si la cinta de VHS dio paso al DVD como soporte de las mejores acciones de los futbolistas, el video online se ha convertido en el mejor aliado de los que buscan un jugador y quieren comprobar su valía con material objetivo. “Hasta hace poco tiempo, si querías ver las imágenes de jugadores de determinados países, tenías que pedir el DVD y sentarte a esperar quizá meses para que te llegaran. Ahora, Internet hace que puedas ver esas imágenes en segundos”, señala Campodonico. Para conseguirlo, Wyscout logró llevar adelante una nueva categoría al promover los derechos televisivos exclusivos para ‘scouting’. En sus servidores ya hay casi 200.000 partidos completos y se sube una media de 1.500 encuentros a la semana.

Recientemente, Wyscout ha mejorado su buscador y ofrece al usuario una herramienta avanzada que permite localizar casi al milímetro el jugador que se necesita para una posición determinada. Por ejemplo, se puede busca un lateral izquierdo, menor de 20 años, que tenga éxito en más del 75% de sus acciones aéreas. Es decir, talento a la carta.

Un proyecto escalable

Campodonico señala que “el cambio constante” es una de las claves del éxito del proyecto. De hecho, en sus inicios la compañía funcionaba como un servicio de DVDs a la carta para después confiar toda su evolución al vídeo online. Incluso se llegó a modificar el nombre del proyecto hasta en cinco ocasiones hasta llegar al definitivo Wyscout. El máximo responsable de la plataforma indica que “la escalabilidad” del proyecto es otra de las virtudes de Wyscout: las posibilidades de crecimiento son evidentes. Hasta ahora llega a la elevada cantidad 380.000 perfiles, pero solo es una pequeña parte de todos los futbolistas que hay en el mundo. “Queremos tener a todos”, indica Campodonico. Pero la escalabilidad también llega a los nuevos servicios y no tienen que ser necesariamente online. Desde 2011 organiza Wyscout Forum, un espacio de encuentro para clubes y agencias de representación. Doce años después de que unos amigos compraran una cámara de vídeo y empezaran a analizar partidos para entrenadores locales, el proyecto sigue creciendo. De momento, 35.000 profesionales, 700 clubes y 40 federaciones ya están abonados a sus servicios.