¿Qué es? Ticketing3D es una herramienta que permite visualizar qué ve el aficionado desde su localidad.

El Athletic de Bilbao se enfrentó en 2013 a un complejo reto: había que reubicar en el nuevo San Mamés a todos los socios que ya tenían su asiento en la ‘antigua’ Catedral. En muchos casos, eran socios fieles que llevaban décadas en una misma localidad. ¿Cómo afrontó esta problemática? El club vizcaíno recurrió a la tecnología que le ofreció Ticketing 3D. A partir de los planos del estadio, se ‘construyó’ virtualmente el nuevo San Mamés y, en apenás tres meses, se recolocó a los socios con un alto grado de satisfacción. La tecnología de Ticketing 3D permitió descubrir huecos en los que se podían instalar localidades con muy buena visibilidad y, a su vez, descartar puntos ciegos.

[Francis Casado, socio y director comercial de Ticketing 3D]

1.¿Cómo surge la iniciativa de lanzar su empresa? Mobile Media Content se crea como consecuencia de la experiencia de sus socios fundadores en el sector 3D aplicado al urbanismo combinada a la visión de una gran oportunidad como herramienta de mejora para el sector deportivo. En los últimos 20 años la industria del estadio ha vivido una transformación muy radical, iniciando como siempre en Estados Unidos pero adaptando este modelo comercial con éxito en Europa comenzando por países como el Reino Unido. Esta mejora se basa principalmente en conseguir que el estadio se transforme en uno de los pilares esenciales de ingreso económico y, por tanto, de estabilidad para las organizaciones deportivas que los explotan.

En España parece que este cambio de mentalidad ha llegado y muchos estadios se están reformando para aumentar aforo y ser más atractivos para los fans y los clientes corporativos a lo largo de toda la temporada. Las herramientas que proporciona MMC permiten generar supuestos que normalmente involucran inversiones económicas fuertes en infraestructura, por lo que nuestros modelos virtuales facilitan la toma de decisiones para aplicar materiales y estrategias más adecuadas. De esta manera se logra ahorrar evitando correcciones en la aplicación real de construcción.

2.¿Inversión inicial?  MMC comienza su operación con la inversión inicial básica para crear una SL, que fue de 3.001 euros a la que hay que sumar el entusiasmo y tiempo completo de los tres socios que en su momento decidimos apostar por este proyecto. La industria deportiva a nivel europeo ha recibido muy bien nuestra iniciativa y a lo largo de 3 años hemos recibido inyecciones de inversión que nos permiten seguir creciendo y continuar aplicando I+D a nuestros servicios para mantenernos como lideres en nuestro sector.

3.¿Modelo de negocio? MMC tiene varios productos digitales que suelen funcionar con una licencia de uso anual renovable año tras año, siguiendo un modelo SAAS (Software as a Service). También hay un coste adicional por el desarrollo inicial de un estadio que solo se pagará la primera vez. El producto ha pivoteado hacia otras áreas como la de Marketing y Hospitality. Poco a poco las marcas se van involucrando y quieren formar parte directa de nuestro modelo. Actualmente estamos desarrollando esta línea que promete consolidarse como una de las principales en un corto periodo de tiempo. No tenemos duda que el futuro de la activación de patrocinios esta en entornos 3D y realidad aumentada.

4.¿Cuáles son los principales hitos en los primeros meses de trabajo? Cuando comenzamos esta historia en los mercados que marcamos estaba muy duda la utilidad de la tecnología innovadora sobre todo en temas de instalaciones. Nuestra primera misión en aquel entonces fue encontrar clientes con peso que pudieran prescribir nuestros servicios. Afortunadamente, contamos con la confianza del Athletic de Bilbao para apoyarles en la renovación de San Mamés. De ahí llamamos la atención de organizaciones como la Euroliga de Baloncesto, el RCD Espanyol y FC Barcelona. El éxito de estos proyectos nos permitió cruzar fronteras rápidamente para llegar a organizaciones como el Manchester City o Wembley Stadium. También nos ha permitido ampliar las disciplinas y diversidad de servicios, consolidando proyectos como el ATP Madrid Open o la Formula 1 en varios de sus circuitos.

5.¿Cuál es el próximo servicio/producto en el que están trabajando? Hemos visto que existe una necesidad de generar nuevos y mejores canales de comunicación entre las ‘sports properties’, las marcas y los consumidores o fans. El modelo 3D sin duda es una alternativa que irá creciendo hasta tomar protagonismo total en el entorno digital. Estamos trabajando en un proyecto llamado Social Arena, un punto de encuentro virtual para los fans de todo el mundo, disponible para cualquier dispositivo y que use el estadio como el centro del mundo virtual donde seguir las noticias de un club, acceder a contenido exclusivo, chatear con otros miembros, seguir el partido e interactuar con los patrocinadores en un entorno innovador, amistoso y no intrusivo.

6.¿Qué dificultades ha encontrado para lanzar su proyecto? Las condiciones de financiación que imponen clientes grandes complica mucho la operación de las start-ups sobre todo en España. Los plazos de pagos que ofrecen son complicados de asumir para empresas que van comenzando y cuya tesorería es fundamental para lograr la consolidación empresarial. Este problema hemos podido solventarlo con el apoyo y comprensión de clientes pequeños, que entienden esta misma problemática y nos permiten tener un cash flow adecuado para seguir apostando por el crecimiento. Sin duda hay que mejorar la cultura y educación financiera de sostenibilidad y el sentido de colaboración entre empresas de este sector.

7.¿Creen los inversores en las pequeñas empresas de la industria del deporte? Nos hemos encontrado que en el deporte los inversores creen en las buenas ideas pero como en todo tipo de actividad creen en la rentabilidad y las disruptivas. Una buena idea debe ser siempre respaldada por profesionalidad, constancia y creatividad.

En el deporte hemos encontrado elementos fundamentales del éxito, como el trabajo en equipo y la necesidad de innovar. En España el deporte es un buen sector, en constante crecimiento y cada vez con mas ‘stakeholders’, por lo que sin duda seguirá generando mayor interés que otras industrias tradicionales o ya consolidadas.