El equipo de Sportmadness lo tiene muy claro: “Queremos mejorar la vida de las personas a través del deporte. Y para ello, queremos posicionarnos como la referencia a nivel nacional e internacional del deporte amateur”. Alejandro García, fundador de la empresa responde al cuestionario de ‘Emprendedores de la Industria del Deporte’ de Metadeporte:
¿Cómo surge la iniciativa de lanzar la empresa?
Surge debido a que observamos la posibilidad de mejorar exponencialmente las actividades deportivas y la experiencia de los usuarios en las mismas.
¿Inversión inicial? ¿Modelo de negocio?
3.000 €. Nuestro modelo de negocio se basa en 4 líneas; actividades, eventos, formación y consultoría. Tenemos dos premisas comunes a todos los servicios; innovación y tecnología. Todo ello enfocado a dar la mejor experiencia al cliente y al usuario del servicio. Nuestra propuesta de valor se basa en la personalización del servicio, el uso de herramientas tecnológicas y la calidad en todo lo que hacemos. Estamos certificados en ISO 9001 y utilizamos metodologías operativas y técnicas propias que aseguran el éxito de los proyectos.
¿Cuáles son los principales hitos en el comienzo del proyecto?
Arrancar de por sí fue un hito. En 2012, con la crisis que sufrimos, siendo tan jóvenes… Poco a poco hemos ido creciendo y existen puntos de inflexión con la captación de clientes importantes como el Ayuntamiento de Madrid y más recientemente con el lanzamiento de nuestro modelo de franquicia y la apertura de la primera en Guipúzcoa en abril de este año.
¿Cuál es el próximo servicio/producto en el que se está trabajando?
Estamos trabajando en desarrollar las líneas de formación y consultoría. La primera va enfocada principalmente a formar a profesionales del deporte (actuales y potenciales) en algunos aspectos donde hoy apenas hay formación dentro del sector; entrenamiento escolar, experiencia de usuario, etc… La segunda va enfocada a ayudar a ayuntamientos a establecer una dirección estratégica del deporte en su municipio y también en ayudar a grandes empresas a definir su enfoque interno y externo hacia el deporte..
¿Qué dificultades habéis encontrado para lanzar el proyecto?
De todo tipo. Principalmente destacaría dos; las trabas burocráticas que existen en España y el propio mercado. Acepto la segunda pero es difícil encontrar explicación a que debamos de perder tanto tiempo en trámites que aportan cero valor al negocio. Es algo que se debería arreglar cuanto antes si queremos tener una economía productiva.
¿Creen los inversores en las pequeñas empresas de la industria del deporte?
Yo creo que cada vez más. Es un sector que lleva años en crecimiento y donde las previsiones son francamente buenas. Cada vez más la gente se preocupa por su bienestar y eso genera negocio.