4.500 millones de euros por la venta de Broadcast.com

Mark Cuban es un experto hombre de negocios. Desde su tierna infancia ha destacado por generar riqueza en todo tipo de sectores. El más significativo y que explica parte de su fortuna es Broadcast.com. La empresa, que emitía radio y televisión a través de la Red, fue adquirida por Yahoo! Pagó por ella 4.500 millones de euros en 1999, en plena burbuja ‘puntocom’. En la actualidad, Cuban es el presidente de 2929 Entertaiment, un conglomerado de empresas de entretenimiento, contenidos y comunicación entre las que destaca el canal de televisión del alta definición AXS TV.

975 millones por los Chicago Cubs

El dueño de los Mavericks tiene múltiples intereses en deporte. Además del equipo de la NBA, en más de una ocasión ha intentado hacerse con equipos de la MLB (béisbol) y la NHL (hockey sobre hielo). Es el caso de sus ofertas por los Chicago Cubs (estimada en 975 millones de euros); Texas Rangers (estimada en 450 millones); Los Angeles Dodgers (750 millones); o los Pittsburgh Penguins (estimada en 113 millones). Ninguna llegó a buen puerto. En 2009 decidió invertir 3,75 millones de euros en la United Football League (UFL), una liga alternativa a la NFL. La competición cerró en 2012 y Cuban reclama su inversión.

215 millones por los Dallas Mavericks

Cuban compró la mayoría de las acciones de los Mavs a Ross Perot Jr. en enero de 200 por un valor cercano a los 215 millones de euros. Antes de su llegada, el equipo tenía un porcentaje de victorias del 40%. Bajo su mandato, Dallas está en el 69% de partidos ganados. El cenit de su trayectoria como propietario se alcanza en 2011, cuando el equipo se proclama campeón de la NBA por primera vez. Según Forbes, en la actualidad los Dallas Mavericks son la quinta franquicia con más valor de la NBA. Estima su valor en 514 millones de euros.

1,25 millones en multas

Cuban reconoce ser un fan muy apasionado. No es difícil verle de pie en la grada. Sus relaciones con la NBA pueden calificarse como ‘problemáticas’. El magnate ha pagado al menos 1,25 millones de euros en multas por sus declaraciones o actitud en el campo. Incluso la estrella de su equipo, Dirk Nowitzki, le echó un pequeño rapapolvo en 2006: “Empieza el partido y él está ahí gritando[…]. Tiene que aprender a controlarse igual que los jugadores nos controlamos a nosotros mismos”. Uno de sus incidentes más célebres se produjo en 2002. Cuban declaró que Ed T. Rush, el director de los árbitros del NBA, no era capaz de dirigir ni una heladería Dairy Queen. La compañía de helados mostró su enfado por las declaraciones y, en respuesta, el propietario de los Mavericks trabajó durante un día sirviendo helados en el establecimiento de la cadena en Copell (Texas). Dairy Queen nunca ha recaudado tanto en un solo día. A su vez, Cuban indica que siempre realiza una donación con la misma cuantía que las multas que le pone la NBA.

 

Imagen: Mark Cuban web