Logroño (La Rioja) se recordaba hasta hace poco en el mundo del deporte por los domingos de gloria del Club Deportivo Logroñés, un equipo de fútbol que tras su desaparición sumió a la capital riojana en la oscuridad mediática en el terreno deportivo. En los últimos años, esta visión ha cambiado y Logroño se ha convertido en un caso de éxito en cuanto a la gestión y promoción municipal del deporte. No en vano, acaba de ser nombrada Ciudad Europea del Deporte. El proyecto de Logroño para obtener esta distinción arranca a comienzos de año con el objetivo de poner en valor “el sostenido esfuerzo inversor del Ayuntamiento de Logroño en la creación de instalaciones deportivas y a las iniciativas políticas que en materia organizativa y de fomento del deporte se han llevado a cabo en las dos últimas décadas”, indica su alcaldesa, Cuca Gamarra.

La sala de máquinas de esta regeneración deportiva está en el polideportivo de Lobete, sede de Logroño Deporte, la sociedad anónima municipal que gestiona el deporte en la ciudad. Hace dos años, cuando el concejal Javier Merino accedió a la presidencia de la empresa pública trazó una estrategia con dos conceptos clave: proporcionar a los logroñeses el acceso a un servicio deportivo de calidad a pesar de las limitaciones presupuestarias y atraer inversión a la ciudad a partir de eventos y acontecimientos deportivos. En este tiempo, Logroño Deporte ha conseguido que uno de cada tres logroñeses esté abonado a sus actividades (50.373 abonados, el 32,81% de los habitantes) y que se alcance el 82,06% de tasa de ocupación en las actividades de su programa deportivo municipal. En este punto hay un hecho diferencial que ayuda a entender estos datos: Logroño cuenta con 37 instalaciones de titularidad pública -32 de titularidad municipal-, lo que hace que el ciudadano tenga un centro deportivo a menos de diez minutos de su hogar.

Retorno económico

Tradicionalmente, la marca de la ciudad ha estado asociada a la gastronomía, el vino o el Camino de Santiago. En los últimos años, se suma el concepto deporte, que supone una nueva fuente de ingresos. Así, en el trienio 2010-2012 se han celebrado en Logroño 25 eventos deportivos internacionales y 73 de carácter nacional. Si se pormenoriza desde 2012, la capital riojana ha atraído la celebración de una etapa de la Vuelta Ciclista a España, la Copa de España de Fútbol Sala, la Copa de las Naciones de Ballet sobre Hielo, la Copa del Rey de Balonmano y el Campeonato Nacional de Selecciones Autonómicas de Fútbol 8. Los cinco eventos deportivos supusieron una inversión de 250.000 euros por parte del Consistorio logroñés. Según el propio Ayuntamiento, estas competiciones generan unos ingresos directos e indirectos de cinco millones de euros. Es decir, Logroño consigue que cada euro que se invierte en eventos deportivos genere un beneficio de 20 euros para la ciudad.

Logroño también destaca en cuanto a su inversión por ciudadano. Según un estudio publicado por la revista Deportistas, destina 62,11 euros por persona en deporte. En la categoría de capitales de provincia y localidades de 150.000 habitantes, que acoge a 66 municipios, Logroño es la octava ciudad en inversión por ciudadano. La media nacional es de 34,29 euros.

 

La consecución de la distinción de Ciudad Europea del Deporte supone un punto de inflexión en la estrategia de deportes de Logroño. En paralelo a la nominación de la capital riojana, Logroño Deporte ha sentado las bases para la redacción del Plan Integral para la actividad física y el deporte 2014-2020. El trabajo, en fase inicial, se está elaborando conjuntamente con el Gobierno regional y la Universidad de La Rioja y cuenta con cuatro grandes líneas: Observatorio del Deporte; Plan de Infraestructuras e Intervención Urbana; Plan para el Desarrollo del Deporte en la ciudad; y Líneas de Investigación y Programas de Formación. El hito temporal que marca el año 2020 supone una apuesta del Consistorio de cara a la cita olímpica de ese año. De hecho, en la estrategia hay líneas específicas para promover el talento deportivo en edad escolar y en la universidad, entre otros. Por ello, no es descabellado contar con olímpicos en 2020 que hayan participado en este Plan Integral.

 

Imágenes: Logroño Deporte y Panoramio (Vavel.com)