El habitual diseño lineal al que los practicantes del fitness están acostumbrados queda modificado por completo con la bicicleta estática Ciclotte, cuya forma circular intenta paliar la carencia de presencia decorativa de otras máquinas especializadas, además de contar con un sistema innovador.

El velocípedo del futuro sirve para realizar múltiples ejercicios divididos en las 5 posiciones de spinning. Sin embargo, no está limitada a las características de una típica bicicleta estática, ya que el esfuerzo realizado (regulable a través de una pantalla táctil) se inspira en el empleado en las de carretera, utilizando un mecanismo que genera un campo magnético cuyo crecimiento es progresivo. En lo que a materiales se refiere, la fibra de carbono y el acero son los protagonistas y recubren a la Ciclotte en su totalidad. El sillín ajustable a diferentes alturas lleva al manillar, con un diseño ergonómico poco habitual. El minimalismo del producto se completa con una base plana que poco influye en la presencia de la bicicleta.

Ya se puede adquirir a través de la web, donde la personalización es posible gracias a una pequeña selección de colores. Sus innovaciones la convierten en un objeto de lujo y eso se refleja en su elevado precio (8.400 €).

 

Nota: esta es una entrada en pruebas previa al lanzamiento de Metadeporte.com.