El clásico futbolín de recreativo se reconvierte en manos de Family Pool Fun en un homenaje a la liga norteamericana de fútbol, la emergente Major League Soccer (MLS) con el MLS Maestro. Tiene 56 pulgadas, barras cromadas y acabados en melanina. En sí, el futbolín no es espectacular y quizá tiene un precio un tanto elevado –a partir de 555 dólares-, pero resulta llamativo, al menos para el que suscribe, el hecho de generar merchandising con este tipo de objeto. Otro detalle: los límites del campo de juego están jalonados con anuncios publicitarios de los patrocinadores de la MLS.

¿Por qué no se atreve la Liga BBVA a lanzar su propia línea de futbolines? Se puede desarrollar una interesante estrategia de marketing en función de las ubicaciones de este clásico del entretenimiento. Ahí queda la idea.

Nota: esta es una entrada en pruebas previa al lanzamiento de Metadeporte.com.