En apenas tres años, Farinato Race se ha posicionado en el calendario internacional de su especialidad. Nacida en Ciudad Rodrigo (Salamanca) de la mano de Rubén Morán, la prueba ha enganchado ya a 30.000 corredores en España y ha puesto en primera plana una competición sin apenas tradición en la Península…, hasta ahora.

El cómic y la película ‘300’ supusieron un impulso definitivo para que Esparta y, por ende, los espartanos ascendieran a la categoría de iconos de la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Desde 2007, año de la eclosión del filme de Zack Snyder, se han multiplicado los proyectos y los retos deportivos que aludían a las hazañas de Leónidas y su pueblo. Sin embargo, en España hay leyendas y batallas que no tienen nada que envidiar al mito espartano inflado por Hollywood. Uno de ellos tiene su origen en Ciudad Rodrigo (Salamanca), población clave en la resistencia y posterior resolución de la Guerra de la Independencia (1808-1814). Es precisamente este espíritu, el del ‘farinato’ irreductible, el que inspira a Rubén Morán a lanzar una novedosa carrera de resistencia y obstáculos en Ciudad Rodrigo. Nace así Farinato Race en 2013, una carrera que consiste en una serie de pruebas de fuerza, resistencia, velocidad y aplomo “con el fin de extraer del participante un sentimiento de superación nunca antes exigido en ninguna prueba deportiva convencional”, indica Morán.

Tras dos ediciones en el casco antiguo de Ciudad Rodrigo, Farinato Race comenzó un circuito nacional apoyado por grandes marcas deportivas y entidades. En tres años la carrera se ha consolidado como una de las pruebas deportivas más importantes de España gracias al apoyo de sus seguidores y al espectáculo ofrecido al público que acude a presenciar las pruebas. Gijón, Mérida, Madrid, Pamplona, Mallorca, Madrid y Barcelona, entre otras ciudades, han acogido ya a Ferinato Race. En todos las localidades los técnicos de la organización aprovechan los obstáculos naturales que brinda el paisaje para introducirlos en la etapa, bien sean ríos como el Guadiana de Mérida, playas como en Barcelona o instalaciones acuáticas como en Madrid y Mallorca.

Originalidad al poder

Para el ‘farinato’, el corredor, no hay una carrera igual. En cada ciudad se complica más el trazado y se incrementa el número de pruebas o el tamaño de éstas. La mente de los creadores sigue trabajando día a día buscando nuevos retos para hacer que la experiencia de los ‘farinatos’ sea única y dura pero plenamente satisfactoria, señala la organización. Las pruebas más famosas son la subida y la bajada de la ‘pirámide’, las cargas de sacos, neumáticos y troncos o el ‘pasadizo de alambre de espino’, donde los ‘farinatos’ deben arrastrarse por el barro y esquivar los peligrosos nudos del metal. El fuego, el barro, el agua e incluso el hielo suelen estar presentes haciendo que los corredores salgan ‘marcados’ de su paso por Farinato Race. Dentro del equipo de la Farinato Race se siguen creando nuevas pruebas para sorprender a sus seguidores. La organización insiste en recordar que las pruebas pasan rigurosos controles de dureza y seguridad.

30.000 corredores

El crecimiento del proyecto de Morán es significativo: la cifra anual de inscritos en la Farinato Race ronda ya los 30.000 corredores y se ha pasado de 13 pruebas (2014-2015) a 17 carreras (2015-2016). El equipo de Farinato Race lo componen 23 personas. En Miroevents, la empresa matriz, trabajan siete personas directamente. El año pasado facturaron 450.000 euros y el objetivo en 2016 es llegar a los 1,3 millones.

Cabe reseñar que muchos de los atletas y aficionados se ‘enganchan’ a la prueba y hacen su propia ruta por las diferentes ‘farinato’ de la Península. La propia organización destaca que Farinato Race tiene un considerable retorno económico para las localidades que visita, “un evento trascendental en cuanto a generación de oportunidades económicas durante las fechas en las que se desarrollan las pruebas”.

El prestigio de Farinato Race ya trasciende nuestras fronteras: es la primera y única cita deportiva española incluida en la Obstacle Course Racing World Championships (OCRWC), el campeonato mundial de las carreras de obstáculos.

Foto: Arte Deportivo

ARTÍCULO COMPLETO EN METADEPORTE #16: Leer Metadeporte #16