El fútbol profesional en España generó más de 7.600 millones de euros en la temporada 2012-2013. El dato lo aporta la consultora KPMG, que en el informe ‘Impacto socio-económico del fútbol profesional en España’ concluye que el ‘deporte rey’ supone el 0,75% del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía española. Pero Javier Tebas, presidente de La Liga, quiere más: el objetivo es llegar al 1% del PIB. El aumento de ingresos por los derechos televisivos tendrá un papel muy importante en este reto.

Jorge Sainz, director de área de estrategia de KPMG, señala que el informe “analiza el impacto en efectos fiscales, el impacto en la ‘marca España’, la salud y los valores educativos. Hemos intentado cuantificar este valor a nivel nacional”. Sainz apunta que el impacto total del fútbol en España alcanza los 7.600 millones de euros, un 0,75% del PIB. Esta contribución al PIB ha experimentado una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés) del 2,7% desde 2011.

Si se desciende en el análisis de las cifras, el impacto directo del fútbol profesional en el PIB ascendió a más de 3.600 millones de euros en la temporada 2012/2013 cuyo 75% fue el resultado del gasto en productos y servicios tanto en Primera como en Segunda. Los aficionados, por su parte, gastaron un total de 2.802 millones de euros, de los cuales 923 millones se destinaron a quinielas y apuestas online; casi 600 millones a taquillas, competiciones, cuotas de socios y abonados; y hasta 515 millones se destinaron a suscripciones a canales de televisión de pago, entre otros. El resto del gasto directo que generó La Liga en dicha temporada, 860 millones de euros, se corresponden con la actividad de las empresas, sin intervención de los clubes, para potenciar sus estrategias de marketing asociadas al fútbol profesional de Primera y Segunda División, registrando una inversión publicitaria de 290 millones de euros en los medios de comunicación, fundamentalmente en televisión; y casi 570 millones en concepto de publicidad y patrocinios.

66.000 empleos directos

Según el informe de KPMG, la industria del fútbol incide directamente en la creación de empleo: la consultora indica que el ‘deporte rey’ generó más de 140.000 empleos a tiempo completo en 2013. De estos puestos de trabajo, más de 66.000 fueron directos, 60.000 se generaron de forma indirecta y más de 17.000 fueron inducidos. En términos de recaudación impositiva, la actividad futbolística permitió a las Administraciones Públicas generar unos ingresos de un total de 2.896 millones de euros durante 2013, es decir, el 38,8% del impacto total generado sobre el PIB español. El 36% de esta recaudación, 1.053 millones, se corresponde con el IVA; el 25% a la Seguridad Social (723 millones); el 20% al Impuesto sobre Sociedades (592 millones), el 14% al IRPF (415 millones ) y el 4%, 113 millones, procede de los Impuestos Especiales.

Cambio de hábitos del aficionado

Javier Tebas, presidente de La Liga, cree que todavía hay mucho recorrido en la generación de ingresos por parte de la industria del fútbol en España. En la presentación del informe de KPMG dejó claro que el objetivo es elevar el impacto del fútbol al 1% del PIB y para ello se marca un plazo: los próximos seis años. El plan del máximo responsable del fútbol profesional en España tiene unos ejes estratégicos muy claros que van más allá de la mera economía. Tebas apunta a un cambio radical en las costumbres audiovisuales de los aficionados españoles: “Nuestro objetivo es duplicar los derechos audiovisuales y llegar a los 2.000 millones de euros anuales en ingresos. Para ello, hay que aumentar el número de abonados a la televisión de pago, combatir la piratería y construir una cultura de pago como la que hay en otros países”.

Estrategia de 360º

Además de potenciar los derechos audiovisuales, La Liga también apuesta fuerte por maximizar los resultados en los entornos digitales y mejorar las infraestructuras y los servicios de los estadios del fútbol profesional en España. Tebas pone sobre la mesa la necesidad de evolucionar la oferta digital hacia lo que en otras latitudes se denomina ‘oferta convergente’, un paquete con todos los servicios de telecomunicaciones (telefonía, red, televisión…) en el que el producto fútbol, en este ‘producto Liga’, iría incluido como principal reclamo. El presidente de La Liga cree que hay que trabajar una estrategia de 360 grados con el aficionado que disfruta de un partido de fútbol: 180 grados los suponen el visionado del encuentro, ya sea en directo o a través de una pantalla, y los 180 grados restantes se completan con apuestas, juegos, estadísticas… a través de ‘smartphones’, tablets…. Desde La Liga se insiste mucho en avanzar en el desarrollo de nuevos productos y servicios digitales. Tebas expone que el ejemplo para conseguir este objetivo lo tiene muy cerca. El BBVA, el banco ‘partner’ de La Liga, es el espejo en el que mirarse, según indica, por su apuesta e innovación en el terreno digital.

Estadios, renovarse o morir

En el caso de las infraestructuras de los equipos de Primera y Segunda, el ‘jefe’ del fútbol profesional lo tiene claro: “Nuestros estadios no están al nivel competitivo de los de otras ligas europeas y tienen que renovarse para adaptarse a la industria del fútbol”. Quizá, como comenta, hagan falta no menos de “diez años” para dar un giro en este terreno.

Más info: Informe ‘Impacto socio-económico del fútbol profesional en España’ (KPMG Sports)