La utilización de la analítica de datos en el deporte se popularizó hace escasamente un par de años en España gracias a la película Moneyball, protagonizada por Brad Pitt. El actor de Hollywood interpretaba a Billy Beane, el manager general de los Oakland Athletics, un equipo de bajo presupuesto de la Liga Americana de béisbol. El argumento muestra un caso real en el que un equipo utiliza el análisis de datos para descubrir jugadores infravalorados y adquirirlos por bajo coste. Este hecho permite a Oakland obtener unos resultados deportivos extraordinarios. A pesar de ser una película demasiado especializada para los no familiarizados con este deporte, el filme, con un presupuesto de 56 millones de euros, recaudó 81,5 millones en taquilla. Parece que hay hambre de datos, pero no solo en Hollywood.

Esta semana, The Economist publica un interesante trabajo en el que analiza cómo la Premier League británica está utilizando el análisis de datos en fútbol. El reportaje cuenta con los datos que ofrecen Opta Sports (estadísticas de juego) y TransferMarkt (valoración económica de los jugadores). De este modo, se valoran 500 jugadores a través de 191 categorías estadísticas. Con esta información, la empresa norteamericana Ayasdi ha desarrollado un análisis topológico de los datos (una visualización de los datos), que ofrece a directivos, ejecutivos y aficionados una nueva manera de valorar qué jugadores son más rentables.

Ayasdi ha sorprendido en los últimos años a ejecutivos y directivos de la NBA con la publicación de las nuevas posiciones del baloncesto, una visualización que redefinía los puestos tradicionales (base, alero, escolta, ala-pívot y pívot) en la cancha en función de los datos estadísticos de cada jugador.

¿Hay jugadores similares a Bale más rentables que el galés?

La aplicación desarrollada por Ayasdi permite realizar interesantes reflexiones. La compañía ha elaborado un exhaustivo análisis en torno a la figura del galés Gareth Bale, pretendido por el Real Madrid. Según la visualización, Danny Welbeck (Manchester United), Gastón Ramírez (Southampton) y Robert Snodgrass (Norwich FC) tienen las mismas cualidades que el jugador del Tottenham. Solo hay una ‘pequeña’ diferencia: cuestan una fracción de los cien millones de euros que cuesta Bale.

El área de datos ya supone un departamento con peso dentro de los equipos. Por ejemplo, el Chelsea de Jose Mourinho trabaja con una potente base de datos de 15 ligas. En Liverpool, un doctor en Física trabaja como científico de datos. ¿Y los aficionados? De momento, pueden disfrutar con la aplicación sobre la Premier League de Ayasdi. Sí, está disponible online. Es momento de analizar por quién podemos sustituir a Wayne Rooney en el ManU.

Artículos relacionados:

También te puede interesar:

Selección de artículos publicados en Metadeporte sobre Big Data en Deporte:

Puedes ver el contenido completo de este tema en tu tablet en la EDICIÓN FREE del número cero de Metadeporte. Para ello, DESCARGA GRATIS LA APP DE METADEPORTE EN TU TABLET ANDROID o DESCARGA GRATIS LA APP DE METADEPORTE EN TU IPAD

Más artículos sobre Big Data en Deporte