La marca alemana apuesta esta vez por nada menos que una vuelta directa al pasado, presentando estas Originals Superstar Modern. De nuevo echar la mirada atrás vuelve a ser una de las opciones preferidas de las marcas de ropa, que transforman viejos modelos para adaptarlos a nuestros tiempos. Sin embargo, Adidas ha decidido (de forma muy acertada) no modificar demasiado el diseño del modelo original, ya que se trata de una zapatilla que, se podría decir, es casi un icono. Se conservan pues las clásicas tres líneas que caracterizan a Adidas (en su posición diagonal más tradicional), la suela de ‘espina de pescado’… El diseño clásico no impide que los materiales e innovaciones sean de lo mejor en cuanto a fabricación de calzado; la marca ha utilizado cuero sintético casi en la totalidad del modelo, la lengüeta se caracteriza por ser altamente transpirable, la zapatilla no tiene plantilla extraíble y, además, no lleva ningún tipo de costura. A todas estas características hay que añadir que se trata de una zapatilla de lo más ligera (algo menos de medio kilo).

El enfoque vintage casi siempre es una apuesta segura en el mercado textil y de calzado y las marcas cada vez hacen más caso de su historia, trayendo viejos modelos al presente que, efectivamente, funcionan muy bien en lo que a moda se refiere. Adidas está muy acertada con la vuelta de este icono del calzado y las incorporaciones técnicas hacen de esta zapatilla una maravilla (y más para los nostálgicos). Los colores, sin complicaciones, de 10; completamente blanca con detalles en gris y suela negra, negra con pequeñas pinceladas de un negro más oscuro y suela blanca o gris con detalles en color aluminio y suela blanca. El precio, asequible, 80 dólares.

 

Noticia elaborada por Metadeporte en pruebas